¿Por qué nos da miedo lo que no conocemos?

Psicología: El miedo a los hospitales existe y se llama nosocomefobia

Imagina estar a la espera de la respuesta de una oferta de trabajo.

La respuesta del entrevistador es muy difícil de descifrar, por lo que, a pesar de lo que vaya a decir, espera su respuesta de inmediato antes que pasar un segundo más con el calvario de la duda.

¿Y como la pasas en tus citas amorosas?, ¿desearías saber si la persona con la que estás saliendo quiere seguir estando contigo?

En ambos casos la incertidumbre suele ser muy estresante y angustiante, incluso podría ocasionar ansiedad y otros trastornos peligrosos.

“La incertidumbre puede intensificar la sensación de amenaza de una situación”, dice Ema Tanovic, psicóloga del Boston Consulting Group de Filadelfia.

Expertos como ella avanzan en la investigación de por qué la incertidumbre puede ocasionar estos males en el ser humano, si llegamos a comprenderlo, posiblemente también podamos aliviar estos síntomas.

Los mayores temores de los candidatos durante una entrevista

Hipervigilancia

Tanovic dice que muchas situaciones cotidianas provocan esta reacción, por lo que es muy fácil tenerlas, pero también varía dependiendo del tipo de persona.

“La gente puede esforzarse mucho para reducir la incertidumbre y la ansiedad que la acompaña, como llamar repetidamente a un ser querido para asegurarse de que está bien, enviar mensajes de texto a un enamorado incesantemente cuando no han respondido, refrescar compulsivamente la bandeja de entrada cuando espera escuchar sobre una entrevista de trabajo”, menciona.

“A veces funciona y el comportamiento resuelve la incertidumbre, pero estas acciones a menudo pueden ser bastante costosas en términos de tiempo, esfuerzo y efecto en las relaciones“.

Nuestras reacciones a la incertidumbre pueden haber empezado en la evolución.

El cerebro está constantemente tratando de predecir lo que ocurrirá, para que así la mente y el cuerpo se prepare para lo que vendrá.

Sin embargo, en ciertas situaciones, esto puede ser más difícil de descifrar.

“Tratar las incógnitas como amenazas potenciales habría sido adaptativo, siempre y cuando la ansiedad asociada no comprometiera [actividades esenciales] como buscar comida y refugio o seleccionar pareja”, dice Nicholas Carleton, profesor de psicología en la Universidad de Regina, Canadá.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *